Los proyectos deberán centrarse en la identificación, descripción y análisis de implicaciones para el sector de las principales tecnologías asociadas al futuro sistema energético descarbonizado y electrificado. Asimismo, deberán contemplar la elaboración de documentos sobre las principales novedades tecnológicas y su impacto en las previsiones de costes y evolución de mercado en las siguientes áreas de interés: Generación limpia, Redes y sistema eléctrico, Clientes y demanda, Nuevos vectores para la electrificación de la economía, Áreas transversales.